EL PARTIDO POPULAR UTILIZA LA EDUCACIÓN PÚBLICA PARA QUITARLES OPORTUNIDADES A LAS FAMILIAS HUMILDES Y AYUDAR A QUE LOS RICOS SEAN MAS RICOS

Publicado 2018-02-12


Artículo de opinión del grupo político Somos Alcalá


En la última semana hemos conocido dos noticias terriblemente alarmantes en el terreno de la gestión de la enseñanza que hace Cristina Cifuentes como cabeza del Partido Popular en la Comunidad. La primera de ellas ha sido que la Comunidad de Madrid tiene el mayor índice de desigualdad educativa de España. Según se extrae del informe PISA, que cada dos años analiza la situación de la enseñanza en los países de la OCDE, la desigualdad educativa madrileña es la segunda mayor de Europa, sólo superada por Hungría.

Eso significa que los populares, tan defensores de la libertad de elección, impiden que las familias humildes puedan mejorar socialmente a través de la enseñanza. Esa realidad es la consecuencia de muchos años de trabajo de Alberto Ruiz Gallardón, de Esperanza Aguirre y ahora de Cristina Cifuentes, con el fin de fabricar un deterioro de la enseñanza pública, para favorecer a la privada. La noticia es terrible porque parece la consecuencia de un enorme ejercicio de clasismo según el cual los dirigentes del Partido Popular estarían utilizando las instituciones de la enseñanza pública para generar inmovilismo social y limitar que el alumnado de familias más humildes pueda abrir la puerta del ascensor social y meterse dentro. Denuncia el informe PISA que los centros de enseñanza públicos están multiplicando su perfil de guetos, algo que los convierte en máquinas de producir y reproducir desigualdad social.

La conquista de las sociedades democráticas de una enseñanza pública universal y gratuita ha supuesto  uno de los grandes avances de la humanidad y un factor determinante para corregir las injusticias sociales, generar más cohesión social y permitir que quienes parten de un nivel socioeconómico menor dejaran de ser familias marginadas, se relacionaran con personas de diferentes estratos sociales y pudieran aspirar a mejorar sus condiciones de vida. Pero el Partido Popular, el que presume de su liberalismo y del derecho a elegir, ha convertido la enseñanza pública en una fractura social, en un instrumento para reforzar las clases sociales e impedir la mezcla, el intercambio, la interacción y la empatía entre alumnos de diferente origen social o cultural, incluso de género. En Alcalá tenemos grandes ejemplos como el colegio privado Alborada, construido sobre suelo público cedido por el anterior gobierno del Partido Popular en el ayuntamiento, que segrega a niñas y niños, 

La otra noticia de la semana pasada fue el conocimiento de que el gobierno de Cristina Cifuentes va a regalarle suelo público a un centro privado. Se trata de una representación perfectas de sus objetivos políticos; recoger en las instituciones lo que es de todos para convertirlo en “lo que es de unos pocos”, que como ya conocemos suelen ser amigos, cercanos a su proyecto político.

Lo público nunca puede gestionarse con el criterio de convertirse en un beneficio privado. Las civilizaciones humanas inventamos la democracia por para poner límites a la ley del más fuerte. Pero el Partido Popular entiende el ejercicio de la gestión política como la oportunidad de las empresas privadas para tener una avanzadilla con las siglas PP dentro de las instituciones y utilizarlas para hacer negocio. 

La enseñanza pública es la joya de una democracia porque en ella se depositan todos los proyectos de futuro. El nivel de democracia, de bienestar y de generosidad entre generaciones se mide por la inversión en educación pública. El PP pone en marcha escuelas con barracones, sin profesores de apoyo para ayudar a los alumnos más frágiles o retrasando proyectos como el IES La Garena que los populares retrasan porque ya habrá un colegio privado que recoja a los alumnos y alumnas de las familias que lo demandan. Ejercer la política sin pensar en el bien colectivo es una perversión de la democracia. Nosotras defendemos el aumento de los presupuestos para la enseñanza pública y trabajamos por el fin de un modelo que trate de crear una sociedad de dos velocidades, con alumnos que tienen todas las oportunidades y con otros que tienen muy pocas. Las oportunidades deben ser para todas y para todos algo que el Partido Popular no acepta.

 

Comparte la noticia

Descarga el Periódico

Revista Quijotes

Cine y Televisión


Noticias de la semana

Mil Síntesis y Literatura material, nuevas exposiciones en la Juve

Abierto del plazo de inscripción para los cursos intensivos de fotografía durante el mes de julio

Síguenos en


Copyright 2015 - 2018 by Revista Quijotes - Distribuido por Alaurco - Newspaper CMS powered by Aclass Internet y comunicaciones Sl